Podemos pensar que el fraude fiscal es un asunto en el que solo se ven envueltos grandes empresarios. Sin embargo, por lo general solemos realizar ciertas acciones que pueden conducir a un timo a la Hacienda. En muchas ocasiones estos inconvenientes ocurren por desconocimiento o un mal asesoramiento. Si deseas saber cómo evitar el fraude fiscal y sus consecuencias, continúa leyendo.

¿Qué es el fraude fiscal?

El fraude fiscal es un delito que comprende diferentes situaciones que aquejan directamente a la Hacienda Pública. Algunos de los actos que pueden considerarse fraude fiscal son: Evadir impuestos, declaración incompleta de tributos, adquisición de beneficios fiscales por medio de trampas u obtener devoluciones no correspondientes.

¿Cuáles son las consecuencias de incurrir en fraude fiscal?

Hablamos de fraude fiscal cuando nos encontramos ante cantidades mayores a 120.000 €. En estos casos podrían obtenerse penas de hasta 5 años, añadiendo una multa, la cual podría multiplicarse hasta 6 veces la cantidad del fraude. Cuando la Hacienda de la Unión Europea es la afectada, es considerado fraude fiscal a partir de los 5.000 €.

No obstante, diferente a lo que se puede pensar, cuando el fraude fiscal es menor a las cantidades mencionadas, no existe impunidad. Si bien es cierto que no habrá algún tipo de sanción penal, sí que se presentará de forma administrativa.

En algunos casos las penas por fraude fiscal pueden ser mucho mayores a lo señalado. Tal es el caso de un fraude cuya suma es superior a los 600.000 €, cometido en territorios cuya tributación es baja o nula, en organizaciones criminales o sociedades inexistentes.

Solo podrá evitarse la penalización cuando la deuda es reconocida ante la Administración Tributaria. Para ello se debe regularizar el asunto, cancelando la deuda con Hacienda. Esto solo tendrá efecto si se realiza antes de que comiencen investigaciones.

¿Cuándo se considera fraude fiscal?

Los casos más comunes que son considerados fraude fiscal son diversos. Es posible que por desinformación o desconocimiento de las consecuencias, estés incurriendo en ellos.

  • Deducción de gastos personales, añadiéndolos como gastos de empresa.
  • Deducción total del costo de un vehículo que no guarda relación con actividades de la compañía.
  • Deducción alimenticia en periodo vacacional.
  • Atribuir gastos por alimentos y gasolina como consumos de la empresa.
  • Deducción hipotecaria por un inmueble que no se habita actualmente.
  • Deducir gastos de alquiler en contratos que de los que no se es el titular.
  • Presentar errores en la declaración de la renta.
  • Fundar sociedades engañosas.

¿Cómo evitar cometer fraude fiscal?

Incurrir en el fraude a la Hacienda Pública es muy fácil, principalmente por desconocimiento. Esto puede llevar a tener problemas que llegan a incluir la prisión. Razón por la que es importante evitarlo, y para ello lo más recomendable siempre será acudir a un profesional que pueda informar correctamente los pros y contras de cada acción tributaria.

Si deseas evitar o consideras que te encuentras en problemas con la Hacienda Pública, un asesoramiento fiscal en Valencia puede ser de gran ayuda. No dudes en solicitar los servicios de Maruenda Abogados; un despacho de profesionales en Derecho de gran experiencia. Quienes analizarán tu caso y encontrarán la mejor forma de darle solución.

Leave a Comment